¿Cuál es el mejor momento para realizar ejercicio aeróbico?

Todos, independientemente del objetivo que persigamos, deberíamos incluir un poco de ejercicios aeróbicos a nuestra rutina, así como trabajar la fuerza y la flexibilidad para lograr mejores resultados en el entrenamiento


 

Por eso, lo ideal es saber, dependiendo del objetivo que perseguimos, cuál es el mejor momento para dedicarnos al trabajo cardiovascular, ya que si pasamos unos 30 minutos saltando o corriendo antes de levantar pesas, es muy probable que no tengamos las ganas, ni la concentración necesaria para realizar un buen entrenamiento.

 

Entonces, lo ideal para cualquier persona sería realizar éstos trabajos en días o momentos diferentes para poner todas nuestras energías y la concentración en una actividad particular. Por ejemplo, salgo a correr 30 minutos todas las mañanas y como deseo ganar masa muscular, me dedico a levantar pesas por la tarde.

 

No obstante, también podemos trabajar en una misma sesión ambas cualidades, pero debemos recordar lo antes dicho, ya que podemos realizar un calentamiento corriendo pero sólo unos pocos minutos, de lo contrario, estaremos fatigados al comenzar el trabajo con cargas. En cambio, si sólo realizamos un calentamiento corto, después usamos las pesas por unos 40 minutos y por último, realizamos ejercicios aeróbicos por unos 20-30 minutos, relajaremos los músculos de la tensión a la cual fueron sometidos, favoreceremos la irrigación sanguínea y así, comenzaremos de manera adecuada la recuperación muscular necesaria para crecer.

 

Por otro lado, si lo que queremos es quemar masa grasa, también será de utilidad realizar primero un entrenamiento con pesas que consuma parte de las energías conservadas como glucógeno y después, ponernos de lleno con las actividades aeróbicas para culminar agotando el glucógeno muscular y que el cuerpo deba quemar grasas para obtener la energía requerida.

 

Por supuesto, si lo que tu prefieres es divertirte y tonificar únicamente, tal vez te resulte mejor bailar o correr un rato para después tomar un poco de carga y comenzar a entrenar.

 

En cierta forma, mucho depende de nuestras preferencias, pero ya sabes, el trabajo aeróbico de intensidad leve a moderada, puede ayudarte a crear músculo si lo realizas después del entrenamiento de pesas y si éstas actividades las utilizas para acabar con parte de las reservas energéticas y luego te entrenas aeróbicamente con intensidad moderada a intensa, podrá ayudarte a quemar más grasas.

 

Además, siempre se deberá poner el acento en la necesidad que más contribuya al logro de nuestros objetivos, ya que si son mis deseos ganar masa muscular, debería realizar un buen estímulo para la hipertrofia mediante el entrenamiento con pesas. En cambio, si mis deseos son quemar grasa, no pondré énfasis en las pesas pero sí, intensificaré mi trabajo cardiovascular.

 

 

Por Gabriela Gottau para FitnessOnline.com.ar


 
10.03.2009  |   17:09

La información contenida en este sitio sólo tiene fines educativos e informativos y no intenta reemplazar el consejo o tratamiento médico. Antes de iniciar un programa de salud se debe consultar a un profesional. Leer el articulo completo