Un mito en el entrenamiento deportivo
Los aeróbicos, żatentan contra el crecimiento muscular?
Muchas veces los entrenadores que apuntan al aumento de la masa muscular suprimen las sesiones de ejercicios cardiovasculares por temor a que estos lo impidan. No obstante, es bueno conocer que en una medida adecuada y acompañados de una buena dieta, los ejercicios aeróbicos serán un buen complemento de las pesas.
 

En primer lugar tiene que quedar claro que el ejercicio aeróbico no deberá restar el tiempo y la calidad del trabajo de musculación, al que se dará prioridad.


Esto ya condiciona la cantidad de trabajo cardiovascular que hagamos, puesto que si este es extenso no tendremos energía para las pesas. Además, estas deben de realizarse primero, cuando las reservas de glucógeno, el combustible necesario, están en un nivel óptimo.


No obstante, una sesión de aeróbicos posterior puede ayudar a mejorar la composición del cuerpo, quemando las grasas indeseadas, aumentando así el porcentaje que el músculo representa en el cuerpo.


De todas formas, la clave para que esto no perjudique el crecimiento muscular radica en la dieta. Esta debe contemplar el gasto extra de calorías que implican las caminatas, trotes o sesiones de ciclismo o natación. De lo contrario, el déficit en la ingesta llevaría al cuerpo a utilizar los propios músculos como último recurso energético. Y claro está, no sería un buen negocio.


Entonces, una rutina completa de sobre carga, con una alimentación adecuada y ejercicio aeróbico en cantidad justa. Una combinación que seguro llevará al cuerpo esperado.

 

 

Por David Flier para FitnessOnline.com.ar


 
05.06.2009  |   21:50